Como ser una Experta en albóndigas

Aunque la receta es muy fácil, pueden surgir algunos problemas en la elaboración, como ser que se deshagan o que, por el contrario, queden duras como piedras. Aquí algunos consejos para convertirte en una experta en albóndigas.

Técnica para hacer las albóndigas

* Con un tenedor, mezclar bien todos los ingredientes durante un buen rato para que quede una mezcla bien homogénea (uniforme).

*Para darles forma a las albóndigas, prepare un plato con harina y otro plato limpio. Hay que mojarse un poco las manos para que queden húmedas (no tienen que estar chorreando, solo húmedas).

*Con una cuchara tomar una porción de mezcla y colocarla en la palma ahuecada de la otra mano. Suelte la cuchara y con las dos manos darle forma a la albóndiga de manera que quede una bola del tamaño de una pelota de golf, o más chica, según su gusto.

* Cuando esté formada, pasar esta bola por la harina, sacudirla para retirar el exceso de harina y colocar la albóndiga en el plato limpio. Repita el proceso con toda la carne hasta que termine.

Consejos

* Hay que mantener la carne molida muy bien refrigerada antes de utilizarla y durante la preparación, ya que es una carne muy sensible a la contaminación.

*Para que no se deshagan, se puede agregar a la mezcla cruda de albóndigas: arroz cocido, salsa bechamel espesa, 2 huevos crudos apenas batidos, pan rallado o miga de pan remojada en leche y escurrida (una de las opciones).

*Para que no queden duras como piedras, se puede agregar a la mezcla un chorrito de leche. Puede que le falte huevo o que le haya puesto demasiado pan rallado seco como ingrediente de la mezcla. La masa no debe estar dura antes de formarlas; si fuera así, puede agregar un huevo más (apenas batido).

* Es conveniente calentar el aceite a fuego lento (aunque demore más tiempo) para evitar que se queme el aceite. Al trabajar con aceite
caliente, controlar que lo que ingrese a la olla no contenga agua, para que no salpique.

*Las albóndigas hay que dorarlas en aceite muy caliente, pero sacarlas cuando siguen casi crudas para terminar su cocción en la salsa o el caldo. Al dorarlas previamente se consigue sellarlas y mantienen todo su sabor.

*Si no puede freírlas previamente, otra alternativa más sana sería rociarlas ligeramente con spray vegetal y llevarlas al horno hasta que tomen color. No conviene echarlas crudas directamente en la salsa o el caldo porque quedarían demasiado blandas y se desarmarían.

¿Lo sabías?
La palabra albóndiga es un término procedente del árabe al-bunduqa (= “la bola”). Los árabes enseñaron a los europeos a preparar este guiso de bolas de carne. El diccionario oficial de la lengua española da entrada tanto a albóndiga como almóndiga, aunque remite a albóndiga como la forma más correcta.
La palabra almóndiga es considerada incorrecta y de uso vulgar, y se recomienda la forma original.
Fuente

Comentar desde facebook
Share

Soy Natalia Alvarez, una paraguaya residente es España. Aficionada a la fotografía y la cocina en general. Me gusta experimentar nuevas recetas y adaptar las ya conocidas. En este blog vas a encontrar recetas de la cocina típica del Paraguay y otras recetas que aunque no son típicas del país se consumen frecuentemente. Seguime en las redes sociales para estar al día de todas las novedades.

Comments

  1. muy bueno! me han servido mucho estos consejos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *